Premios Goya

"Handia", "Verano 1993" y "La librería" títulos favoritos para la gala del próximo 3 de febrero 

Redacción (13-12-2017)

Una película histórica rodada en euskera, "Handia"; otra autobiográfica rodada en catalán, "Verano 1993"; y un texto literario rodado en inglés, "La librería", compiten este año por los mejores premios de la 32 edición de los Goya, síntoma, según los nominados, de que la Academia de Cine se moderniza.

La Academia de las artes y las ciencias Cinematográficas de España ha anunciado este miércoles los nominados a la XXXII edición de los Premios Goya, galardones que se entregarán el próximo sábado 3 de febrero. En un acto que ha contó con la presencia de Yvonne Blake, presidenta de la institución, y bajo la supervisión de la notario Eva Sanz, los intérpretes Bárbara Lennie (Goya a la Mejor Actriz Protagonista por Magical Girl) y David Verdaguer (nominado al Goya al Mejor Actor Revelación por 10.000 kilómetros) han sido los encargados de desvelar los aspirantes a las 28 categorías.

Con 13 nominaciones Handia es la cinta con más opciones en los galardones, entre ellas la de Mejor Película y Mejor Dirección. Le siguen La librería con 12 nominaciones y El autor con 9 nominaciones.

El autor, de Manuel Martín Cuenca; Verano 1993, de Carla Simón; Handia, de Aitor Arregi y Jon Garaño; La librería, de Isabel Coixet; y Verónica, de Paco Plaza, se medirán por el Goya a Mejor Película.

El Goya a la Mejor Dirección estará entre Manuel Martín Cuenca, por El autor; Aitor Arregi y Jon Garaño, por Handia; Isabel Coixet, por La librería y Paco Plaza, por Verónica.

Aspiran al Goya a la Mejor Actriz Protagonista Maribel Verdú, por Abracadabra; Emily Mortimer, por La librería; Penélope Cruz, por Loving Pablo y Nathalie Poza, por No sé decir adiós; mientras que Antonio de la Torre, por Abracadabra; Javier Gutiérrez, por El autor;Javier Bardem, por Loving Pablo; y Andrés Gertrúdix, por Morir, luc

El Goya de Honor se ha concedido este año a la actriz Marisa Paredes 

La RAE podría aceptar Heteropatriarcado y aporofobia

El País (12-12-2017)

La Real Academia Española de la Lengua (RAE) estudia la inclusión de las palabras heteropatriarcado y aporofobia en la edición digital de su Diccionario. La institución anunciará las modificaciones llevadas a cabo el próximo 20 de diciembre, aunque otras palabras como huérfilo, que se refiere los padres que han perdido a sus hijos, ya han sido descartadas.

Así lo ha adelantado el director ee la RAE, Darío Villanueva, en una entrevista con Europa Press en la que ha resaltado que ambos términos "están en el circuito de análisis". No obstante, la relación de modificaciones que tendrá el diccionario "aún no está completa" e incluso podría registrar más incorporaciones o descartar otros cambios antes de su presentación definitiva.

Este jueves 14 de diciembre tendrá lugar un pleno al que acudirán distintos representantes de las Academias de la Lengua Española de Hispanoamérica y en el que podrían debatirse estos cambios. Asimismo, Villanueva ha reconocido que se trata de "varios miles" de modificaciones y que el Instituto de Lexicografía todavía no tiene "la relación completa".

La inclusión de estas palabras supondría terminar con reivindicaciones que vienen de hace unos años, tanto desde la sociedad civil como desde expertos del idioma. Así, en el caso de heteropatriarcado,  fue la porpia académica Paz Battaner quien reconocía en una entrevista con Europa Press que esta palabra o feminazi, por ejemplo, se "tendrían que introducir si se siguen utilizando".

En cuanto a aporofobia, se trata de un término acuñado por la catedrática de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valencia, Adela Cortina, hace más de 20 años y que hace referencia al rechazo, aversión, temor y desprecio hacia el pobre. "Es una palabra que está perfectamente formada a partir de etimología griega y está siendo objeto de estudio", ha reconocido Villanueva.

Apoyada por numerosos grupos civiles, esta petición se trasladó a la política e incluso llegó hasta el Senado el pasado verano, cuando la Comisión de Justicia aprobó una moción de En Comú Podemos por la que instaba al Gobierno a incluir la aporofobia en el Código Penal para que se considere un delito de odio.

No solo se espera que estos términos acaben reflejados en la nueva edición del diccionario digital, sino que también se aguarda la inclusión de otras aportaciones de palabras latinoamericanas como vallenato, en referencia a un género musical colombiano, sobre las que el propio Villanueva ya ha mostrado su apoyo.

Por el contrario, el director de la RAE ha avanzado que el término huérfilo,palabra que la Federación Española de Padres de Niñozxon Cáncer ha creado para denominar a aquellos padres que han perdido un hijo, no estará finalmente en el diccionario digital. La campaña para incluir esta palabra en el diccionario había recibido el apoyo de caras conocidas como Silvia Jato, Ana Belén, Melani Olivares, Carlos Hipólito y Juan Echanove y contaba con miles de firmas en Change.org.

La RAE ha justificado esta decisión en el hecho de que considera "innecesario crear un neologismo que carece de base filológica". En este sentido, ha recordado que tanto la segunda acepción en el diccionario de huérfano como la definición del adjetivo deshijado ya recogen "la desgracia de quienes pierden un hijo".

 

Sexo débil seguirá

Respecto a la polémica reciente sobre el uso de las expresiones sexo débil y sexo  fuerte se mantendrá la idea de establecer una marca de uso en la que se indicará que esa primera expresión se utiliza "con intención despectiva o discriminatoria" sin eliminar la expresión.

"Nunca vamos a censurar el diccionario, y lo que subyace en el fondo de muchas de esas peticiones es el deseo de ejercer una forma de censura. Tenemos que recoger lo que existe en la lengua y es un error pensar que, porque se censure el diccionario, va a desparecer el vicio del machismo, de la discriminación y de la ofensa", ha apuntado. También ha recordado que esta expresión también está recogida en otros diccionarios europeos como el francés, el italiano o el inglés.