Literatura

 

Continuación de “El tiempo entre costuras”

El 14 de abril asistiremos a la vuelta de Sira

El Independiente (27-01-2021)

La escritora María Dueñas publicará el próximo 14 de abril la novela Sira, la segunda parte de El tiempo entre costuras, según ha anunciado la editorial Planeta.

«Casi doce años después de su llegada a las librerías, vuelve Sira. Recuperarla para esta novela ha sido fascinante, juntas hemos recorrido escenarios, intrigas y momentos que marcaron una época», ha indicado María Dueñas, que ha confiado en que «este reencuentro cautive de nuevo a todos los que disfrutaron El tiempo entre costuras«.

Jerusalén, Londres, Madrid y Tánger son los escenarios de esta nueva novela que arranca al finalizar la Segunda Guerra Mundial y donde la protagonista afrontará desgarros y reencuentros, cometidos arriesgados, hondos sentimientos y la experiencia de la maternidad.

 

Con una tirada inicial de medio millón de ejemplares, Sira será el gran lanzamiento de la editorial Planeta en España y Latinoamérica para la próxima primavera.

Vuelven así a la literatura las vivencias de Sira, que con El tiempo entre costuras, novela que fue adaptada a una serie de televisión, fueron seguidas por más de cinco millones de lectores de todo el mundo y que ahora camina hacia la madurez en esta nueva novela.

La segunda gran guerra ha llegado a su fin y el mundo emprende una tortuosa reconstrucción. Concluidas sus funciones como colaboradora de los servicios secretos británicos, Sira afronta el futuro con ansias de serenidad. No lo logrará, sin embargo, ya que el destino le tendrá preparada una trágica desventura que la obligará a reinventarse, tomar sola las riendas de su vida y luchar con garra para encauzar el porvenir.

 

Pilar Quintana, premio Alfaguara 2021

El jurado destacó la prosa sutil y luminosa de "Los abismos", el manuscrito ganador

Por Karina Sainz Borgo en  Voxpopuli (1-01-2021)

El premio Alfaguara 2021 ha sido concedido a la novela Los abismos, de la escritora colombiana Pilar Quintana, conocida por su libro La perra. Los abismos fue presentada con el pseudónimo Claudia de Colombia y el jurado se refirió a ella como una obra que se adentra en la oscuridad del mundo de los adultos a través de una niña que intenta comprender las relaciones entre sus padres.

El acta destaca la prosa sutil y luminosa del manuscrito, reflexiona sobre la infancia en una sociedad donde las mujeres no pueden elegir. Ambientada en la Colombia de los años ochenta, Los abismos relata el miedo a la muerte y a la orfandad, aseguró la escritora en su intervención telemática, desde Cali, en Colombia, donde escribe y trabaja. Ha defendido, además, que la escritura la ha hecho libre para abordar todos los temas vedados.

Pilar Quintana ha publicado las novelas Cosquillas en la lengua (Planeta, 2003), Coleccionistas de polvos raros (Norma, 2007) y Conspiración iguana (Norma, 2009), y la colección de cuentos Caperucita se come al lobo (Cuneta, 2012). En 2007 fue seleccionada por el Hay Festival entre los 39 escritores menores de 39 años más destacados de Latinoamérica. Su libro La perra quedó finalista de los National Book Award 2020, en EE. UU, en la categoría Mejor Traducción Literaria.

Este año, el escritor colombiano Héctor Abad Faciolince ha presidido un jurado compuesto por las también escritoras Irene Vallejo y Ana Merino, el periodista y escritor Xavi Ayén, la directora internacional del Hay Festival, Cristina Fuentes La Roche, el periodista y librero de Nollegiu, en Barcelona, Xavier Vidal, y la directora editorial de Alfaguara, Pilar Reyes (con voz pero sin voto). El premio dotado con 175.000 dólares, se publica de manera simultánea en todo el territorio de habla hispana.

Por primera vez, en esta convocatoria los participantes podían enviar sus originales tanto en formato físico como en formato digital, y eso ha supuesto un nuevo record de participación: se han recibido 2428 manuscritos, de los cuáles 1293 han sido remitidos desde España, 419 desde Argentina, 259 desde México, 187 desde Colombia, 74 desde Estados Unidos, 73 desde Chile, 88 desde Perú y 35 desde Uruguay. A lo largo de sus veintitrés ediciones, el Premio Alfaguara ha funcionado como una caja de resonancia del idioma. Su edición simultánea en España, Latinoamérica y Estados Unidos sirve de homenaje a una lengua común a más de quinientos cincuenta millones de lectores.

Historia de un premio

El Alfaguara se creó en 1965, un año después de la creación del sello por el constructor Jesús Huarte bajo la dirección de Camilo José Cela y sus hermanos Juan Carlos y Jorge Cela Trulock. En 1998 fue relanzado por Juan Cruz, quien ocupó la dirección literaria del sello editorial entre 1992 y 1998. Sus ediciones más recientes, la del vigésimo aniversario y la siguiente, fueron concedidas al español Ray Loriga y al mexicano Jorge Volpi. A ellos siguieron Patricio Pron y el mexicano Guillermo Arriaga, ganador de la edición del 2020 con su novela Salvar el fuego.

Desde 1998, el jurado del Premio Alfaguara de novela ha estado presidido por Carlos Fuentes, Eduardo Mendoza, Alfredo Bryce Echenique, Antonio Muñoz Molina, Jorge Semprún, Luis Mateo Díez, José Saramago, José Manuel Caballero Bonald, Ángeles Mastretta, Mario Vargas Llosa, Sergio Ramírez, Luis Goytisolo, Manuel Vicent, Bernardo Atxaga, Rosa Montero, Manuel Rivas, Laura Restrepo, Javier Cercas, Carme Riera, Elena Poniatowska, Fernando Savater, Juan José Millás, Juan Villoro y, en esta edición, Héctor Abad Faciolince.

 

 

35 Nit de l´Edició

Premio para las librerías más antiguas de Cataluña

LQYTD 23-12-2020

Este lunes 21 de diciembre se celebró en Barcelona  35  Nit de l’Edició, que se ha convertido en el punto de encuentro anual de todo el mundo editorial en el que se entregan una serie de reconocimientos a personas y editoriales que han destacado por su contribución a la difusión del mundo del libro.

En el transcurso del acto, el Gremi d’Editors de Catalunyaha distinguió con el Premio Atlàntida a las librerías La 2 de Viladric (Tortosa1760), Fabre (Barcelona 1860) y Geli (Girona 1879), las tres más antiguas de Cataluña asociadas al Gremi de Llibreters, el jurado del Premio Atlántida ha querido rendir un homenaje al conjunto de librerías de Cataluña que con su esfuerzo, resiliencia y continuidad en el trabajo y por su defensa y promoción del libro y de la lectura, especialmente en un año como este, tan difícil por los efectos de la pandemia que estamos viviendo. Este galardón se otorga anualmente a una personalidad o entidad de reconocido prestigio que se haya distinguido por su contribución al fomento de la lectura y del mundo del libro.

Desde la primera convocatoria, en 1986, el Premio Atlàntida ha recaído en personalidades de gran relevancia como Václav Havel, Jacques Santer, Viviane Reding, Fabià Estapé, José Manuel Blecua, Javier Solana, Jordi Savall, Joan Manuel Serrat, Jaume Plensa, Isabel Coixet, Jordi Herralde, Lluís Pascual o Carme Riera, entre otros.

El jurado del Premio Atlàntida 2020,  presidido por Patrici Tixis, presidente del Gremi d’Editors de Catalunya, constaba de 17 miembros y lo integraban editores y periodistas de los medios impresos que tienen edición en Cataluña.  El Gremi d’Editors de Catalunyaha hizo también un reconocimiento especial, en el transcurso de laNit de l’Edició, a Editorial Casals, con motivo de sus 150 años de actividad continuada; a Marcombo y Ediciones Paidós por su 75 aniversario; y a Editorial Efadós y la Fundació per a la Universitat Oberta de Catalunya. Editorial UOC que celebran los 25 años de su creación.

La Cambra del Llibre premió a Inés Castel-Branco

Por su parte, la Cambra del Llibre de Catalunya, institución integrada por editores, libreros, distribuidores e industria gráfica de Cataluña otorgó el 26º Memorial Fernando Lara a Inês Castel-Branco, editora de AKIARA books, editorial que nació en Barcelona en febrero de 2018 como continuadora de la colección infantil de Fragmenta Editorial (Petit Fragmenta), creada y dirigida por ella. AKIARA publica únicamente libros de producción propia, cuidadosamente escritos e ilustrados, para pequeños y jóvenes de todas las edades. Trabaja mayoritariamente con autores locales, con criterios de sostenibilidad e imprime en Barcelona. Además de una colección de álbumes ilustrados con diecisiete títulos, durante el último año y medio ha iniciado tres nuevas colecciones: de narrativa (AKINARRA), de discursos inspiradores para adolescentes y jóvenes (AKIPARLA) y de poesía (AKIPOETA). Sus libros, publicados originariamente en catalán, castellano y portugués, se distribuyen en ocho países, se han traducido a quince lenguas y han sido seleccionados para los catálogos internacionales del Banco del Libro, la Fundación Cuatrogatos y The White Ravens.

El premio Ángel Crespo para Victoria Alonso

En la misma 35  Nit de l’Edició 2020, la Asociación Colegial de Escritores de Cataluña, entregó el XXIII Premio de Traducción Ángel Crespo, gran traductor, poeta y humanista  a Victoria Alonso Blanco por la traducción del inglés al castellano de la obra «Nueve cuentos malvados» de Margaret Atwood, publicada por Editorial Salamandra.

 

Murió John le Carré

Adiós al espía más sagaz de la literatura universal

Karina Sáez Borgo en Voxpopuli.com (13-12-2020)

Su verdadero nombre era David John Moore Cornwell, pero él prefirió llamarse John le Carré (1931-2020), el novelista británico que recuperó lo mejor de la tradición de Chesterton y ejerció un potente influjo gracias a su voz y su estilo. Agente secreto durante los años de la Guerra Fría y el más grande escritor del género de espionaje, el británico falleció la noche del sábado a los 89 años en el Royal Hospital de Cornwall a causa de una neumonía.

Su novelística supuso, en opinión de algunos avezados lectores, una nueva forma de mirar en un mundo que ya no se repartía (sólo) en los buenos y malos ambos lados de una línea; sino de uno acaso más complejo, más humano, que se repartía –entonces- a ambos lados de un muro. El de Berlín. Dueño de un estilo inconfundible, Le Carré publicó más de 24 libros en 50 años.

Sus primeros textos, una combinación de humor y el género policíaco, terminaron destilándose en un universo de espías, dobles agentes, topos, aristócratas y elegantes sujetos del Servicio Secreto Británico, que aparecen retratados y descritos en Volar en círculos (Planeta). Hay quienes afirman que los agentes de la KGB amaban sus novelas; y razones no faltaban. Entre otras cosas porque se levantaban sobre el escarmiento de la experiencia vital de Carré.

Fue la combinación de su capacidad de mirar con la sustancia de sus mejores años como agente lo que hizo sus libros un prodigio. Le Carré se hizo famoso a raíz de sus historias con el telón de acero y la guerra fría. Su segunda novela El espía que surgió del frío (1963), reconocida con el Premio Somerset Maugham y Premio Crime Writers Association Gold Dagger, fue descrita por Graham Greene como la mejor novela de espías que había leído jamás.

Sus novelas fueron adaptadas al formato audiovisual, entre ellas  Llamada para un muerto, (1961), que fue llevada al cine con James Mason como el protagonista implicado en la investigación del suicidio de un miembro del Foreign Office. Hay un gran número de obras de Le Carré adaptadas a la pantalla grande o chica: El Topo –que forma parte de su serie de cinco novelas protagonizadas por el agente George Smiley- inspiró la mítica serie de la BBC realizada por John Irving. Pero a esa se suman muchos otros títulos: El jardinero fiel o El sastre de Panamá.

Polémico –sus desavenencias con Salman Rushdie se dieron por resueltas hace apenas unos años-, John Le Carré no admitió ningún tipo de premio literario ni títulos ni distinciones. A pesar de todo, algunas instituciones persistieron en premiarlo, como el Instituto Goethe, que le otorgó en 2011 la Medalla Goethe. A pesar de esta naturaleza espartana y áspera, asomó algunas claves de su biografía en sus memorias: desde sus años persiguiendo rusos en el MI5 hasta temas algo más complejos, como su padre, a quien dedica unas durísimas páginas.

En sus libros más recientes, entre ellos Un hombre decente (Planeta), el escritor empleó un tono escéptico. Al menos en la ficción parecía cada vez más enojado, más enconado contra el mundo manejado por los financistas que todo lo atropellan, acaso por eso transmitía en ellos una ira contemporánea, ya fuese en las acciones terroríficas de los laboratorios (El jardinero fiel) o la actual situación de los inmigrantes en la Europa de nuestros días (El hombre más buscado) o la guerra, en Amigos absolutos.

 

Luis Mateo Díez, Premio Nacional de las Letras Españolas 2020

Por Karina Saínz Borgo en Voxpopuli.com (12-11.2020)

El escritor Luis Mateo Díez ha sido galardonado con el Premio Nacional de las Letras españolas 2020 que concede el Ministerio de Cultura y Deportes. Así lo ha anunciado el ministro, José Manuel Rodríguez Uribes, en su cuenta de Twitter, en la que explica que ha comunicado al escritor la concesión de este premio en reconocimiento por toda su obra. El Premio Nacional de las Letras Españolas, dotado con 40.000 euros, es concedido anualmente por el Ministerio de Cultura y Deportes, un galardón que el pasado año recayó en el escritor Bernardo Atxaga.

Luis Mateo Díez (Villablino, León, 1942) lleva más de medio siglo entregado a la literatura. A lo largo de ese tiempo ha levantado un universo propio sobre en el que destaca especialmente la llamada Trilogía de Celama, desplegada en los libros El espíritu del páramo (1996), La ruina del cielo (1999 y ganadora del Premio Nacional de la Crítica y el Nacional de Narrativa), y El oscurecer (2002). En su novela  Vicisitudes (2017), una obra de 562 páginas publicada por Alfaguara, retomó la atmósfera de Celama, lugar sobre el que ha desplegado las claves de su universo narrativo.

Aquella trilogía es reconocida aún como una metáfora rural y, en sus propias palabras, una «ventana a lo más hondo y misterioso del corazón humano». Al escribir, Díez explora ciudades  con un pasado heroico, que luego llegaron al declive y se hicieron viejas y feas. "Todo es un poco fantasmagórico, muy realista y a la vez irreal”, comentó a la revista literaria Zenda e 2017. En su obra, como una comedia humana, las historias contagian unas a otras, entre la fábula y lo onírico, como ha explicado en más de una ocasión el autor de El expediente del náufrago y Camino de perdición.

Llicenciado en Derecho y funcionario jubilado del Ayuntamiento de Madrid, su obra literaria ha sido objeto de tesis doctorales en universidades españolas, europeas y americanas. Entre los galardones que ha recibido figuran el Premio Café Gijón por Apócrifo del clavel y la espina (1972), el Premio Ignacio Aldecoa por Cenizas (1976), el Premio Nacional de Narrativa (1987 y 2000) por La fuente de la edad y La ruina del cielo —con las que obtuvo también el Premio de la Crítica—, el Premio Castilla y León de las Letras (2000), el Premio de la Crítica de Castilla y León por Los frutos de la niebla (2009) y el Premio Francisco Umbral por La cabeza en llamas (2012).

Fue elegido Académico de la lengua el 22 de junio de 2000. Tomó posesión el 20 de mayo de 2001 con el discurso titulado La mano del sueño (algunas consideraciones sobre el arte narrativo, la imaginación y la memoria). Le respondió, en nombre de la corporación, Manuel Seco. En noviembre de 2019 salió a luz su más reciente novela Juventud de cristal, un relato sobre la fragilidad de esa época de la vida, «pero no en un sentido generacional o testimonial, sino sobre el mito de esa edad».

 

Por su libro “El infinito en un junco”

Irene Vallejo Premio Nacional de Ensayo  

Karina Sáinz Borgo en Voxpópuli.com (4-11-2020)

Este no es un libro cualquiera. Con El infinito en un junco (Siruela), Irene Vallejo se abrió paso entre distintos lectores, desde los avezados hasta los neófitos. El reconocimiento del Premio de Ensayo otorgado este miércoles se suma al palmarés de un libro que revolucionó a libreros, lectores y críticos literarios y que ya sobrepasa las diez ediciones, además de acumular reconocimientos como el Premio Ojo Crítico de Narrativa 2019 y la rendición unánime de la crítica literaria.

Hablar de fenómeno con el libro de Irene Vallejo es injusto. No hay casualidad o carambola en su talento, porque su sentido de la palabra es claro y certero, y el uso de la prosa lo suficientemente aventajado como para convertir en relato una historia que a muchos puede resultar abstracta.

Vallejo conoce tan de cerca la literatura, la respeta y la ama tanto, que es capaz de entender la invención de los libros en el mundo antiguo como una aventura, incluso como una épica. Es algo que transmite desde las primeras páginas de este libro. Por eso toma la decisión de contar esta historia como sólo los buenos escritores saben: eligiendo el tono preciso.

El infinito en un junco puede ser un libro de viajes o de aventuras. Es una bitácora que permite al lector estar en la primera línea de lo que ignora. Irene Vallejo entra en la piel de los buscadores de libros en los caminos de una Europa convulsa y sigue a los jinetes que cabalgan en las tierras más peligrosas de Grecia con tal de cumplir la misión que les ha encomendado el rey de Egipto: buscar todos los libros del mundo para construir su gran biblioteca de Alejandría.

Formada en un hogar en el que los libros lo eran todo, Irene Vallejo estudió Filología Clásica. Se doctoró con una tesis sobre el canon literario grecolatino por dos universidades, la de Zaragoza y l’Università degli Studi di Firenze

Este libro comienza ahí donde lo hacen las cosas maravillosas: en lo esencial. El junco de papiro que hunde sus raíces en las aguas del Nilo, un tallo que tiene el grosor del brazo de un hombre y con el que los egipcios descubrieron que podían fabricar hojas para la escritura. El papiro en el que durante siglos los hebreros, los griegos y luego los romanos escribieron. La sencillez de hecho marca el desarrollo de un libro en el que cada hallazgo sobre la sed de libros acrecienta la nuestra por seguir leyendo. Pasarán los años y El infinito en un junco estará junto a El mundo de Sofía. Es ya un clásico contemporáneo.

Docente, divulgadora, periodista, novelista y ensayista, Irene Vallejo suma la mayor cantidad de puntos de vista posible sobre la lectura y lo literario. El infinito en un junco, cuyos derechos de traducción ya alcanzan las 25 lenguas y suma cada día más lectores ha conquistado una nueva presea.

 

El sector editorial creció un 2,4% antes de la pandemia

Karina Sainz.Borgo en Vozpopuli (17-09-2020)

El sector editorial español registró en 2019 su sexto año consecutivo de crecimiento. Según el avance del informe de Comercio Interior del Libro 2019, en el ejercicio previo a la pandemia del COVID-19, el sector mejoró sus cifras en un 2,4%, hasta los 2.420,64 millones de euros. Un porcentaje que mantiene una línea similar a la registrada en los ejercicios anteriores.

El avance del Informe de Comercio Interior del Libro elaborado por la Federación de Gremios de Editores de España, con el respaldo del Ministerio de Cultura y Deporte, muestra que, en el año 2019, se vendieron 162,22 millones de ejemplares en papel, un 0,8% más que en 2018, y 12,73 millones de descargas de ejemplares digitales, un 1,1% menos que en el ejercicio anterior.

Además, se editaron 82.347 títulos (60.740 en papel y 21.607 en digital), lo que representa un incremento del 8,1% con respecto al año anterior (6,6% más en papel y 12,3% más en formato digital). El precio medio del ejemplar se situó en los 14,15 euros, en papel, y en 9,36 euros en formato digital.

Un elemento relevante es que el incremento de la facturación se produjo en todos los subsectores del libro, si bien, en el de contenidos educativos (libros de texto no universitarios) el incremento fue ligeramente superior, un 3,3%. En cuanto a los géneros literarios crecieron tanto en adulto como en infantil, un 1,8 y un 2,9 por ciento.

El crecimiento del resto de categorías fue, en el caso de los libros de derecho y ciencias económicas, (+0,7%) científico-técnicos y universitarios (+0.8%); los de ciencias sociales y humanidades (+3,1%), los libros prácticos (4,1%), divulgación general, (+1,2%,), religiosos (+1,8%), los comics, tebeos y novelas gráficas (+0,5%).

Las ventas de libros digitales se mantienen

Las ventas por libros digitales se mantienen en las cifras del año 2018 con un ligero incremento del 0,1%, siguiendo la tendencia ya registrada en años anteriores en los que se ha mantenido la facturación sin grandes cambios. En 2019, alcanzó los 119,13 millones de euros, lo que representa el 5% de la facturación global. En cuanto al número de títulos editados, se produjo un incremento del 12,3% con respecto al 2018, hasta los 21.607, un 12,3% más que en 2018. También se incrementó el número de títulos comercializados, que se situó en 182.108.

La facturación por títulos de ficción alcanzó los 24 millones de euros, un ligero incremento del 0,5%. También se produjo una subida por las ventas de títulos de literatura infantil y juvenil, con un incremento del 2,2% hasta alcanzar los 5,83 millones de euros. No obstante, el mayor peso de la facturación de libros digitales sigue estando en los títulos de no ficción (62.85 millones de euros), especialmente los libros y bases de datos de derecho. Las ventas de libros de texto digitales crecieron un 1,3%, hasta los 26,07 millones de euros.

En cuanto a los canales de distribución, la mayor parte de los ejemplares de libros en formato digital se vendieron a través de plataformas específicas de distribución digital. Plataformas comerciales genéricas y otras plataformas vendieron libros digitales por valor de 54,2 millones de euros. A través de plataformas creadas por la propia editorial se vendieron 34,0 millones de euros en libros digitales, el 28,5%. Las plataformas conjuntas creadas con otras editoriales vendieron el 3,4% (4,0 millones de euros).

El libro de bolsillo

Las ventas de libros en formato bolsillo se incrementaron en un 1,4%, un porcentaje de crecimiento similar al registrado en 2018, hasta los 94,66 millones de euros. El número de títulos editados también aumentó en un 2,2% hasta los 4.766. Se vendieron 12,7 millones de ejemplares, un 2,8% más.

El número de ejemplares vendidos fue de 12,39 millones de ejemplares. El precio medio de los libros en este formato hasta los 7,44 euros, nueve céntimos menos que en 2019. En los últimos tres años el descenso del precio medio de los libros de bolsillo se ha reducido en 45 céntimos.

Las librerías y cadenas de librerías se mantienen como los principales canales de ventas de libros. Ambas suman 1.294,59 millones de euros, el 53,4% del total de la facturación. La venta de libros en librerías creció un 1,4%, mientras que las cadenas de librerías incrementaron sus ventas un 6,9%.

Las ventas en el resto de los canales, especialmente en las ventas de libros en papel por Internet, cuyo incremento fue del 7,6%, similar al del año pasado.

Prepararse para lo peor

El sector del libro, -editores, libreros y distribuidores-, reunido en la Federación de Cámaras del Libro (FEDECALI), considera que, una vez analizada la situación vivida en este primer semestre del año, es más necesario que nunca que Gobierno y partidos políticos hagan una apuesta decidida por alcanzar un Pacto por el Libro y la Lectura. Así lo han solicitado a los líderes políticos, a través de una carta pública.

En estos meses, el sector ha recibido positivamente las medidas de liquidez (ya que la rebaja del IVA digital no puede ser imputable a esta situación porque figuraba en los presupuestos no aprobados en la anterior legislatura). Reprochan a la Dirección General del Libro que no se haya puesto en marcha ninguna de las medidas solicitadas.

Desde la declaración del Estado de alarma hasta ahora el gremio ha sufrido pérdidas tremendas a causa de la covid-19, empezando por la no celebración de sus principales citas: Sant Jordi y la Feria del Libro de Madrid. La industria del libro constituye el primer sector cultural del país por sus datos de facturación, cuenta con un tejido empresarial formado, fundamentalmente, por pequeñas y medianas empresas, que son las que padecen los efectos del parón.

La paralización de la actividad como consecuencia de las medidas adoptadas para combatir la pandemia ha supuesto un impacto enorme en la facturación del conjunto del sector del libro, estimado inicialmente en unos 1.000 millones de euros, 800 en el mercado interior del libro y 200 en el mercado exterior.

Qué es una novela romántica

Encarni Arcoya en actualidadliteratura.com (29-07-2020)

Dentro del mundo de la literatura, hay muchos géneros. Podríamos decir, que existe uno para cada persona; y dentro de ellos, la novela romántica está acaparando cada vez una mayor cuota de mercado.

A pesar de que muchos la ven como un género de “segunda” o de “tercera”, en realidad, si se toman en cuenta las estadísticas e informes, se descubre que es uno de los que más se vende. Pero, ¿qué es una novela romántica? ¿Qué la caracteriza? ¿Y qué trata? Descúbrelo a continuación.

Definir actualmente una novela romántica no es fácil. Antes se decía que una novela romántica era la historia de amor de unos personajes que siempre debían tener un final feliz. Sin embargo, hoy día vemos en series, películas y sí, también en libros románticos, que esa premisa de que deba tener un final feliz no siempre se cumple. Pero no por ello deja de ser una novela romántica.

La Real Academia de la Lengua (RAE) define la novela romántica como una «novela rosa», es decir, «una variedad de relato novelesco, cultivado en época moderna, con personajes y ambientes muy convencionales, en el cual se narran las vicisitudes de dos enamorados cuyo amor triunfa frente a la adversidad». Sin embargo, como verás a continuación, esa definición ha quedado muy desfasada ya.

Como cualquier otro género literario, la novela romántica también tiene una serie de características que hay que conocer. Entre ellas, podemos destacarte:

Un final feliz. Aunque en este caso también hay novelas románticas con final trágico que siguen siendo románticas.

Descripciones de sentimientos. Porque los personajes no se centran solo en contar lo que ocurre, ahondan en sus sentimientos. De esta forma, el desarrollo de los personajes es mucho más profundo que en otras novelas, donde solo se quedan en la superficie. Y con ello ayudas a que el lector conecte más con lo que lee.

La tragedia. Y es que en toda novela romántica tiene que haber una historia, bien de amor no correspondido, bien de una relación que va naciendo poco a poco, bien a través de una trama que vincula a ambos personajes y hace que se cree una relación de amor.

El amor es el protagonista. Da igual que sea una novela negra, paranormal, juvenil… Lo importante de esa historia no es por lo que pasan los personajes en sí, sino que el amor rompe cualquier tipo de barrera. Ya sea luchando por el amor, construyéndolo, o de otra forma, este sentimiento es el nexo y el centro de toda historia romántica.

Subgéneros de la novela romántica

Hace un tiempo, hablamos de varios años atrás, la novela romántica era solo la historia de amor de dos personajes. Pero este género ha ido evolucionando y es capaz de contar una historia de amor englobada dentro de un subgénero que la hace aún más entretenida.

De hecho, muchas novelas románticas pueden ser difíciles de catalogar por esto mismo: a pesar de que cumplen con los requisitos para ser consideradas como tales, también cumplen los de otros géneros.

En la actualidad, los subgéneros que más triunfan dentro de la novela romántica son los siguientes:

Policíaca

Desde que en el 2019 se pusiera de moda la literatura policíaca, las novelas románticas también cambiaron y en lugar de presentar la historia de dos personajes, más allá de un contexto contemporáneo, la trama tenía pinceladas de novela negra donde difería de las “auténticas” en el hecho de darle mayor protagonismo a la pareja.

Chick lit

El chick lit se puede definir como una comedia, una “aventura divertida”, etcétera. En realidad, hablamos de mostrar a unos personajes que “no tienen pelos en la lengua” y que ofrecen situaciones e historias que pueden parecerse mucho a la realidad, pero siempre con un toque de humor.

Novela romántica histórica

Son aquellas historias que se ambientan en una época lejana, y siempre intentando tener presente lo que ocurriera en esas fechas, el estilo de vida, etcétera. Lo cierto es que hay muchas novelas históricas, lo que hace que se dividan a su vez en más subgéneros: medievales, de piratas, de regencia, de highlanders, etcétera.

Novela romántica new adult

Es un género de reciente aparición, pero que ya existía hacía mucho. Antiguamente se le llamaba “young adult”, o joven adulto, y presentaba una historia romántica donde los protagonistas eran chicos jóvenes.

De hecho, algunos consideran que es la antesala para entrar en la novela romántica de adultos.

Eróticas

Las novelas eróticas forman parte del género romántico, aunque muchos consideran que es un subgénero aún mayor, ya que dentro de las tramas eróticas puede haber historias de otros géneros.

Se caracteriza por ofrecer escenas sexuales con una mayor descripción del acto en sí. Por supuesto, hay muchos niveles, de las más sutiles a aquellas que llegan a rozar lo pornográfico.

Paranormales

Son aquellas donde los protagonistas, personajes o historia no llegan a ser “reales” del todo, es decir, se incluyen matices de magia, viajes en el tiempo, extraterrestres, personajes mitológicos, etcétera.

Los libros más románticos

Para terminar, queremos hablarte de cuáles son algunos de los libros más románticos que existen en la actualidad. De hecho, no hay un libro que, como tal, sea el elegido como novela más romántica de la historia. Y es que, al haber tantos, la subjetividad entra en juego. Pero sí que podemos citarte algunas lecturas que deberían estar en tu biblioteca (y ser leídas).

Anna Karenina, de León Tolstoi

Es una de las novelas rusas más conocidas y aclamadas. Habla de una mujer de alta posición casada y con un hijo. Pero con una pasión desesperada que se narra a través de unas palabras llenas de sentimientos. Y, para ser una novela romántica, los sucesos que ocurren harán que te replantees que este género siempre es «de color de rosa».

Orgullo y prejuicio, de Jane Austen

Una historia de amor de varias hermanas que quieren buscar un marido (en esa época era lo que se esperaba). Sin embargo, los diálogos, los malentendidos y la carga pasional que se ve en los capítulos harán que disfrutes de ella.

Posdata: te quiero, de Cecelia Ahern

Una novela que te hará llorar casi desde la primera página. Porque se narra el amor de una manera diferente. En ella, un suceso que hace que la pareja ya no pueda estar junta, desemboca en una historia de amor que viene a enseñar que el amor no tiene por qué morir cuando la otra persona ya no está.

Por supuesto, hay muchas más novelas románticas que podríamos destacar, e incluso algunas que, sin ser de ese género, han incluido el amor en su historia (saga Milenium, Los pilares de la Tierra…).

 

En su 122 aniversario

Ocho poemas de Federico García Lorca

Carolina Álvarez Albalá en elindependiente.com (5-06-2020)

Pese a que es un artista de renombre, Federico García Lorca (Fuente Vaqueros,​ 5 de junio de 1898-camino de Víznar a Alfacar, Granada, 18 de agosto de 1936) ha estado en boca de todos estas últimas semanas tras el episodio del Ministerio del Tiempo en el que aparece el actor que le da vida, escuchando a un Camarón que canta su poema La leyenda del tiempo. En esta ocasión, le recordamos por su 122 cumpleaños.

Como cada 5 de junio, Fuente Vaqueros recuerda al poeta con, los actos del 5 a las 5 que, debido a la crisis del coronavirus, tienen carácter virtual y cuenta con la presencia del presidente de la Diputación, José Entrena, y el alcalde de Fuente Vaqueros, José Manuel Molino, además de Laura García Lorca, Nuria Espert e Ian Gibson, entre otros. Además, el día 12 se emitirá en redes un programa especial Pandemia y Poesía en Granada, en el que se aborda cómo vivió García Lorca la gripe de 1918 y cómo han vivido esta pandemia algunos poetas.

Con motivo del 122 cumpleaños de Federico García Lorca, presentamos una selección de ocho poemas del autor granadino.

Poema de la soleá, de Poema del cante jondo

Vestida con mantos negros

piensa que el mundo es chiquito

y el corazón es inmenso.

Vestida con mantos negros.

Piensa que el suspiro tierno

y el grito, desaparecen

en la corriente del viento.

Vestida con mantos negros.

Se dejó el balcón abierto

y el alba por el balcón

desembocó todo el cielo.

¡Ay yayayayay,

que vestida con mantos negros!

Soneto de la dulce queja, de Sonetos del amor oscuro

Tengo miedo a perder la maravilla

de tus ojos de estatua, y el acento

que de noche me pone en la mejilla

la solitaria rosa de tu aliento.

Tengo pena de ser en esta orilla

tronco sin ramas; y lo que más siento

es no tener la flor, pulpa o arcilla,

para el gusano de mi sufrimiento.

Si tú eres el tesoro oculto mío,

si eres mi cruz y mi dolor mojado,

si soy el perro de tu señorío,

no me dejes perder lo que he ganado

y decora las aguas de tu río

con hojas de mi otoño enajenado.

Romance de la Luna Luna, del Romancero gitano

La Luna vino a la fragua

con su polisón de narod.

El niño la mira, mira

el niño la está mirando.

En el aire conmovido

mueve La Luna sus brazos

y enseña lúbrica y pura,

sus senos de duro estaño.

Huye Luna, Luna, Luna.

Si vinieran los gitanos,

harían con tu corazón

collares y anillos blancos.

Niño, déjame que baile.

Cuando vengan los gitanos,

te encontrarán sobre el yunque

con los ojillos cerrados.

Huye Luna, Luna, Luna,

que ya siento sus caballos.

Niño, déjame, no pises

mi blancor almidonado.

El jinete se acercaba

tocando el tambor del llano.

Dentro de la fragua el niño,

tiene los ojos cerrados.

Por el olivar venían,

bronce y sueño, los gitanos.

Las cabezas levantadas

y los ojos entornados.

Cómo canta la zumaya,

¡Ay cómo canta en el árbol!

Por el cielo va la Luna

con un niño de la mano.

Dentro de la fragua lloran,

dando gritos, los gitanos.

El aire la vela, vela.

El aire la está velando.

Canción de cuna para Rosalía Castro, muerta, de Seis poemas galegos

¡Levántate, niña amiga,

que ya cantan los gallos del día!

¡Levántate, mi amada,

porque el viento muge, como una vaca!

Los arados van y vienen

desde Santiago a Belén.

Desde Belén a Santiago

un ángel viene en un barco.

Un barco de plata fina

que traía dolor de Galicia.

Galicia tumbada y queda

transida de tristes hierbas.

Hierbas que cubren tu lecho

con la negra fuente de tus cabellos.

Cabellos que van al mar

donde las nubes tiñen sus nítidas palmas.

¡Levántate, niña amiga,

que ya cantan los gallos del día!

¡Levántate, mi amada,

porque el viento muge, como una vaca!

La aurora, de Poeta en Nueva York

La aurora de Nueva York tiene

cuatro columnas de cieno

y un huracán de negras palomas

que chapotean en las aguas podridas.

La aurora de Nueva York gime

por las inmensas escaleras

buscando entre las aristas

nardos de angustia dibujada.

La aurora llega y nadie la recibe en su boca

porque allí no hay mañana ni esperanza posible.

A veces las monedas en enjambres furiosos

taladran y devoran abandonados niños.

Los primeros que salen comprenden con sus huesos

que no habrá paraísos ni amores deshojados;

saben que van al cieno de números y leyes,

a los juegos sin arte, a sudores sin fruto.

La luz es sepultada por cadenas y ruidos

en impúdico reto de ciencia sin raíces.

Por los barrios hay gentes que vacilan insomnes

como recién salidas de un naufragio de sangre.

Romance sonámbulo, del Romancero gitano

Verde que te quiero verde.

Verde viento. Verdes ramas.

El barco sobre la mar

y el caballo en la montaña.

Con la sombra en la cintura

ella sueña en su baranda,

verde carne, pelo verde,

con ojos de fría plata.

Verde que te quiero verde.

Bajo la luna gitana,

las cosas la están mirando

y ella no puede mirarlas.

Verde que te quiero verde.

Grandes estrellas de escarcha,

vienen con el pez de sombra

que abre el camino del alba.

La higuera frota su viento

con la lija de sus ramas,

y el monte, gato garduño,

eriza sus pitas agrias.

¿Pero quién vendrá? ¿Y por dónde?

Ella sigue en su baranda,

verde carne, pelo verde,

soñando en la mar amarga.

-Compadre, quiero cambiar

mi caballo por su casa,

mi montura por su espejo,

mi cuchillo por su manta.

Compadre, vengo sangrando,

desde los puertos de Cabra.

-Si yo pudiera, mocito,

este trato se cerraba.

Pero yo ya no soy yo,

ni mi casa es ya mi casa.

-Compadre, quiero morir,

decentemente en mi cama.

De acero, si puede ser,

con las sábanas de holanda.

¿No ves la herida que tengo

desde el pecho a la garganta?

-Trescientas rosas morenas

lleva tu pechera blanca.

Tu sangre rezuma y huele

alrededor de tu faja.

Pero yo ya no soy yo,

ni mi casa es ya mi casa.

-Dejadme subir al menos

hasta las altas barandas,

¡dejadme subir!, dejadme

hasta las verdes barandas.

Barandales de la luna

por donde retumba el agua.

Ya suben los dos compadres

hacia las altas barandas.

Dejando un rastro de sangre.

Dejando un rastro de lágrimas.

Temblaban en los tejados

farolillos de hojalata.

Mil panderos de cristal

herían la madrugada.

Verde que te quiero verde,

verde viento, verdes ramas.

Los dos compadres subieron.

El largo viento dejaba

en la boca un raro gusto

de hiel, de menta y de albahaca.

-¡Compadre! ¿Dónde está, dime?

¿Dónde está tu niña amarga?

¡Cuántas veces te esperó!

¡Cuántas veces te esperara,

cara fresca, negro pelo,

en esta verde baranda!

Sobre el rostro del aljibe

se mecía la gitana.

Verde carne, pelo verde,

con ojos de fría plata.

Un carámbano de luna

la sostiene sobre el agua.

La noche se puso íntima

como una pequeña plaza.

Guardias civiles borrachos

en la puerta golpeaban.

Verde que te quiero verde,

verde viento, verdes ramas.

El barco sobre la mar.

Y el caballo en la montaña.

Pero yo ya no soy yo,

ni mi casa es ya mi casa

dejadme subir al menos

hasta las altas barandas.

Compadre, quiero morir,

decentemente en mi cama.

De acero, si puede ser,

con las sábanas de holanda.

Compadre donde está dime,

donde está esa niña amarga

cuantas veces la esperé

cuantas veces la esperaba.

Casida del sueño al aire libre, del Diván del Tamarit

Flor de jazmín y toro degollado.

Pavimento infinito. Mapa. Sala. Arpa. Alba.

La niña finge un toro de jazmines

y el toro es un sangriento crepúsculo que brama.

Si el cielo fuera un niño pequeñito,

los jazmines tendrían mitad de noche oscura,

y el toro circo azul sin lidiadores

y un corazón al pie de una columna.

Pero el cielo es un elefante

y el jazmín es un agua sin sangre

y la niña es un ramo nocturno

por el inmenso pavimento oscuro.

Entre el jazmín y el toro

o garfios de marfil o gente dormida.

En el jazmín un elefante y nubes

y en el toro el esqueleto de la niña.

Al oído de una muchacha, de Canciones

No quise.

No quise decirte nada.

Vi en tus ojos

dos arbolitos locos.

De brisa, de brisa y de oro.

Se meneaban.

No quise.

No quise decirte nada.

 

Confinamiento

Se duplicó el consumo de literatura infantil y juvenil

Nubico (13-5-2020)

Antes de que la Covid-19 entrara en escena, Madrid y Barcelona concentraban el mayor número de lectores. Con el encierro, pequeñas y medianas ciudades de Andalucía, la Comunidad Valenciana y País Vasco han ganado protagonismo; y el consumo de literatura Infantil y Juvenil se ha duplicado.

Si en 2019 el Top 10 de Autoayuda y superación estaba formado íntegramente por libros de motivación, en estos dos meses el cuidado personal que se puede hacer en casa (meditación, pilates o fitness) se ha hecho un hueco; y la categoría de Cocina, comida y vinos ha aumentado un 141%.

El ranking de autores más leídos estas semanas lo lideran Megan Maxwell, Javier Cercas, Dolores Redondo, Moruena Estríngana, Loles López, Lorena Franco, Eduardo Mendoza, Whitney G., Geronimo Stilton  y Helene Flood.

Beneficios de la lectura en niños y adultos

Encarni Arcoya en actualidadliteratura.com (3-04-2020)

Ver a un niño leyendo hoy nos parece una imagen digna de hacerle una foto. Y es que, cada vez son más los que rehúsan un libro, o que solo leen aquellos que son obligatorios en los colegios e institutos (e incluso en esos momentos tratan de escoger los más finos). Fomentar la lectura de los niños no es cuestión solo de obligarles a leer, sino de que adquieran grandes habilidades que solo los lectores saben.

A menudo, un libro solo se ve como un conjunto de páginas que cuenta una historia, más o menos valiosa, y poco más. Pero lo cierto es que leer trae consigo multitud de ventajas que conviene conocer para poder entender el porqué es tan importante fomentar la lectura en los niños.

La lectura de un libro no solo hace que conozcas una historia increíble que otra persona ha creado de la nada. En realidad, los libros enseñan mucho más. Y la prueba es que se pueden sacar algunos beneficios de la lectura, como son por ejemplo los siguientes:

Enriquecer el vocabulario

El castellano tiene casi 100.000 vocablos, pero en realidad nadie los conoce todos. Ahora bien, los jóvenes utilizan solo el 25% de esos vocablos, mientras que una persona de nivel medio podría conocer entre 500 y 1000. Un escritor medio, puede llegar a las 3000. Pero, ¿y el resto?

Es cierto que los libros no van a contener los 100.000 vocablos, pero sí que ayudarán a ampliar el vocabulario desde pequeños, y eso hará que sepan expresarse de manera adecuada en distintas situaciones.

Mejorar la concentración

Cuando se lee, la atención tiene que estar fija en el libro y en las letras y palabras que vas pasando. Al prestar atención y enfocarte al leer ayudas a que tu mente sepa concentrarse y a prestar atención a aquello que tienes entre manos.

Favorecer la comprensión

Cuando un niño se concentra en lo que lee, se supone que, si le preguntas qué ha leído, sepa responderte de manera adecuada. Los comentarios de texto, esos que de pequeños había que hacer cuando se leía un libro, ahora están olvidados.

Y, sin embargo, eran valiosos porque te hacían atender al texto que leías y a asimilarlo en la mente para poder hacer un resumen de esa lectura.

Ejercitar la memoria

Hay estudios que afirman que, si no se utiliza la memoria, esta se va perdiendo. Hoy día, recordar algo tan sencillo como el número de teléfono de los amigos, o la dirección de la casa de tus familiares se vuelve a veces impensable, más teniendo un móvil a mano donde se guarda todo y no hay que memorizar.

En cambio, cuando terminas de leer un libro, lo normal es que te acuerdes de la historia, quizá no de toda, pero sí de muchas cosas. Y eso, a la larga, ayuda a que esos músculos y neuronas no se pierdan.

Aprender a escribir

Puede parecer una tontería, pero en realidad no lo es. Leer ayuda a aumentar el vocabulario, pero también a que, a la hora de escribir, te des cuenta de las faltas ortográficas que se cometen, porque es como si saltara una alarma en la cabeza que nos dijera que hay algo mal en una palabra.

Al principio puede que eso no ocurra, pero con el paso del tiempo (y la lectura de más libros), siempre y cuando haya concentración a la hora de leer, se consigue escribir sin errores, algo que hoy día se sabe que los niños son muy propensos a cometer.

Leer un libro puede ser aburrido cuando no te gusta la historia, el género literario o el autor. Pero cada persona tiene uno especial, ese que es el que aficiona a la lectura. Y desde pequeños hay que intentar encontrar ese libro ideal para obtener todos los beneficios que puede traer algo tan sencillo como es leer.