Javier Cercas gana el Planeta con "Terra Alta"

 

 

El finalista fue Manuel Vilas con "Alegría"

EFE /ActualidadLiteratura (15-10-2019)

Javier Cercas y Manuel Vilas, ganador y finalista, se han convertido desde esta noche en "pareja de hecho" tras el fallo del Premio Planeta más literario de los últimos años, dos autores que hasta ahora formaban parte del catálogo del grupo editorial multinacional  Penguin Random House.

La novela ganadora, Terra alta cuyo título corresponde al nombre de una comarca tarraconense en la que se desarrolla la acción, está protagonizada por un joven mosso d'esquadra, que tiene un pasado como convicto y que debe investigar el asesinato de un matrimonio de potentados y su criada rumana. El finalista fue Manuel Vilas, con Alegría.

¿Guerra entre editoriales?

El galardón más prestigioso y mejor dotado económicamente de las letras españolas  -601.000 euros para el ganador y 150.250 para el finalista- alcanzaba este año su 68 edición y llega revestido de cierta polémica,  ya e que tanto el ganador como el finalista dejan Penguin Random House por Planeta, lo que podría ser el inicio de la y conocida, por más que velada, guerra comercial entre los dos gigantes editoriales.

El Planeta llevaba un tiempo premiando a autores digamos más comerciales y populares, como Santiago Posteguillo el año pasado, Dolores Redondo o Javier Sierra, y finalistas como Pilar Eyre o Mara Torres. Y este año parece haber querido encontrar un equilibrio entre lo estrictamente literario y ese valor comercial.

Con el “procés” como fondo

El escritor y columnista extremeño Javier Cercas, autor entre otras obras de Soldados de Salamina, Anatomía de un instante o El monarca de las sombras, presenta en su novela Terra Alta una historia de actualidad muy candente con el tema de fondo del procés catalán. Su protagonista es Melchor Marín –nombre que, por cierto, utilizó Cercas como seudónimo al presentarse al premio-, un ex delincuente convicto, considerado un héroe en los atentados yihadistas de 2017 y que trabaja como mosso d’esquadra. Más actualidad imposible, que tampoco deja de ser curioso.

Tras los pasos de “Oedesa”

La novela finalista Alegría, del escrito oscense Manuel Vilas, autor de poesía y ensayo además de narrativa; parece ser una secuela de la superventas y fenómeno literario del año pasado Ordesa, una obra autobiográfica que se ha traducido ya a una decena de idiomas. En Alegría, el narrador es un escritor de mediana edad que se lamenta por el paso del tiempo y la pérdida de sus seres queridos. Por ello, intenta escapar de la depresión y pretende simplemente conseguir ser feliz.

Vilas también se presentó al premio con un seudónimo, el de la actriz sueca Viveca Lindfors, y con otro título para la novela: Tal como éramos. Otras novelas de este autor son: España, El luminoso regalo o Lou Reed era español.

Al ganar de forma conjunta el Booker Prize

Margaret Atwood y Bernardine Evaristo hacen historia

El jurado del Booker Prize, uno de los premios literarios más prestigiosos del mundo, ha decidido por unanimidad rebelarse contra sus propias normas y otorgar un este año un premio conjunto. El portal www.tendencias.com nos explica por qué

En 1992 la organización decidió incluir una regla que evitara futuros empates como el que se produjo aquel año entre los escritores Michael Ondaatje y Barry Unsworth. Sin embargo, en esta ocasión y tras más de cinco horas de deliberaciones, el jurado no conseguía ponerse de acuerdo. Peter Florence, su presidente, explicó durante la ceremonia de entrega que, cuanto más hablaban sobre ellas, más querían que ganaran ambas. 

Esta es la segunda vez que Margaret Atwood se apunta un Booker en su arrera. La primera fue en el año 2000 con El asesino ciego y ahora vuelve a repetir con su esperada continuación de El cuento de la criada, la novela que continúa el libro publicado en 1985, quince años después del punto en el que se quedó la historia.

Un trabajo de “bella profundidad”

El jurado ha destacado que se trata de un trabajo de "bella profundidad" y que "es actualmente más políticamente urgente que nunca porque es necesario saber qué apariencia tienen la complicidad, la resiliencia y la resistencia".

De este modo, Atwood se ha convertido en la primera mujer en ganar en dos ocasiones el Man Booker y la cuarta persona en conseguirlo en 50 años de historia, entre ellos, J.M, Coetzee.

Sin embargo, estos no son los únicos hitos sin precedentes que se ha dado en esta edición del galardón. La británica Bernardine Evaristo es también la primera mujer negra en ganar uno de estos premios.

Girl, Woman, Other

Lo ha conseguido con su octava novela, Girl, Woman, Other; que en cada uno de sus capítulos narra la vida de un personaje diferente, en su mayoría mujeres negras, cuyos destinos están unidos.

El jurado ha argumentado la elección por tratarse de "historias de personas que no han sido ampliamente representadas en la literatura contemporánea", algo con lo que consideran que el libro "rompe moldes" y esperan que "inspire al resto de la industria" a darles más cabida.